Noticias y Novedades

MENTIRAS VERDADERAS

Dr. Ruben Pasquali

15/12/2019
Si analizamos nuestro habitual cuadro de indicadores vemos que fue una semana tranquila para las acciones, ligeramente positiva si medimos la rentabilidad en pesos y muy importante si la cuenta la hacemos en dólares debido a la fuerte caída que tuvieron el dólar MEP y el CCL. También hubo un descenso importante del riesgo país merced a la recuperación que tuvieron los títulos públicos sobre el final de la semana.

 


    Si analizamos nuestro habitual cuadro de indicadores vemos que fue una semana tranquila para las acciones, ligeramente positiva si medimos la rentabilidad en pesos y muy importante si la cuenta la hacemos en dólares debido a la fuerte caída que tuvieron el dólar MEP y el CCL. También hubo un descenso importante del riesgo país merced a la recuperación que tuvieron los títulos públicos sobre el final de la semana.

 

 

 

Sin embargo, las ruedas fueron muy diferentes. El día del cambio de gobierno fue una muy mala jornada bursátil con caídas generalizadas de bonos y acciones. Pero el viernes se vivió la antítesis de aquella jornada. ¿Cuál es el verdadero mercado? La única verdad es la realidad decía el General, y en este sentido los precios son la realidad. Pero el verdadero barómetro del mercado no son los precios sino el volumen de negocios. Es lo que le da más confiabilidad a los precios que vemos en las pizarras. Y analizando ese indicador el volumen se expandió con la suba de precios, sin llegar a niveles superlativos, dando una señal positiva desde el punto de vista técnico.

     Pero detrás del comportamiento de los precios están las causas que motivan las decisiones de inversión o desinversión. Y dentro de estas las nuevas políticas gubernamentales ocupan un lugar central.

     Los inversores están expuestos a una serie de declaraciones donde se mezcla la política con la economía y deben tamizar lo que es “ruido” o señales concretas con una incidencia real en los distintos activos. La semana pasada hacíamos alusión al “miren lo que hago y no lo que digo” de Néstor Kirchner, los hechos antes que las palabras.

     Por eso fue muy importante para los mercados la conferencia de prensa del ministro Guzmán. Y si bien no se dio a conocer un plan integral, se conocieron algunos lineamientos razonables de política económica relacionados con la importancia de buscar un equilibrio fiscal y de no apelar a la emisión monetaria como herramienta para cerrar el déficit fiscal. Declaraciones lógicas, que sin embargo se contradicen con otras de funcionarios que pertenecen al mismo espacio político.

     Lo mismo sucede en materia cambiaria. El jefe de gabinete anunció que no habría desdoblamiento cambiario. Sin embargo, la noche del viernes nos enteramos de cambios en el esquema de retenciones para el sector agropecuario y un nuevo dólar turístico para quienes realicen ciertos consumos en dólares en las tarjetas de crédito. Todo esto luego de una semana en que las brechas cambiarias retrocedieron muy fuertemente. Nueva prueba para la semana entrante. Lo más probable es que el dólar oficial en este contexto se atrase en términos reales, y las brechas reboten de los niveles actuales.

     La renegociación de la deuda es un capítulo central dentro del futuro plan integral que esta diseñando el equipo económico. Todo parece indicar que tendremos un período durante el cual (posiblemente hasta marzo) se sigan pagando los compromisos que van venciendo para no caer en default, mientras se busca una fórmula para reprogramar los vencimientos futuros. Si la propuesta tiene éxito los precios de los bonos tendrán una recuperación importante y estaríamos hablando de una negociación amigable y no agresiva. En parte, (a partir de medias palabras de los funcionarios), esta expectativa ayudó a recomponer precios el día jueves y sobre todo el viernes, mientras se esperan definiciones concretas.

La situación fiscal de Argentina convierte a este tipo de inversión en altamente especulativa. Por eso no es recomendable para los inversores más conservadores. Sin embargo, las posibilidades de que exista algún tipo de acuerdo que permita salir del default existen, y sin duda de concretarse pueden generar ganancias extremadamente importantes dado que los bonos tienen metido en precios un escenario extremadamente negativo, en un contexto internacional donde las tasas tienden nuevamente a cero y hay muchos países con rendimientos negativos.

     La experiencia de 2001 -creo que este escenario es diferente- nos enseña que quienes compraron bonos y acciones contra la corriente tuvieron ganancias muy significativas, pero tuvieron que esperar en algunos casos entre 2 y 3 años.

     El otro tema importante como señal, es el declarado objetivo de bajar las tasas de interés. Hay una decisión tomada en reducir la tasa de las leliqs y extender de esa manera la medida al resto del espectro financiero. La decisión apunta a reactivar el crédito y con ello la economía. Pero también tiene un impacto positivo para los bonos, que tienen una importante tasa de retorno y en caso de mejorar las negociaciones quedarían como una atractiva alternativa de inversión, y para las acciones, al permitir descontar las ganancias futuras por tasas más bajas lo cual eleva su valor intrínseco. Las próximas jornadas develaran las “verdaderas” medidas que adopte el nuevo gobierno.

     En el plano internacional los trascendidos parecen indicar que Estados Unidos y China llegaron a un acuerdo comercial justo antes del 15 que era la fecha límite fijada por Trump para subir aranceles. Pero un nuevo tweet del Donald el viernes desmintió la noticia y volvía la volatilidad al mercado.

Final abierto la semana próxima. También para Argentina, porque MSCI decidirá al cierre del 18/12 si nuestro país continúa en la categoría de emergente o descendemos a la de país fronterizo. La decisión tiene que ver con los controles de capitales recientemente impuestos para los inversores extranjeros.

     Brasil por su parte redujo su tasa de referencia esta semana para reactivar su economía. Las acciones brasileñas pueden ser una excelente oportunidad de inversión mirando a 2020.

A pesar de esto, el viernes las acciones de Petrobras llegaron a caer más del 4%, aunque ha ido recortando la baja con el correr de la rueda. Esto se debe a la notificación que recibió la compañía del Banco de Desarrollo de Brasil (BNDES). Resulta que como parte del plan del presidente Bolsonaro para reducir la injerencia del gobierno en la economía, la intención de la entidad estatal es vender la totalidad de su participación en la petrolera. Y no es un porcentaje menor. BNDES tenía 734 millones de acciones al 30/11/2019, lo que es casi el 10% de las acciones comunes de Petrobras. Para ello se llevará a cabo una oferta secundaria en Brasil y en Nueva York, aunque aún no se han elegido los intermediarios.

 

Dr. Ruben  Pasquali
Mesa Fernández Laya SA

Saludos Cordiales

 


Compartir

Volver