Noticias y Novedades

EL LENTO CAMINO ENTRE EL MIEDO Y LA CODICIA.

RUBEN PASQUALI

28/09/2019
La semana que acaba de concluir es una muestra del estado emocional del mercado local. Luego de la fuerte caída post-paso se inició un período signado por la incertidumbre en la toma de decisiones.

 


 

La semana que acaba de concluir es una muestra del estado emocional del mercado local. Luego de la fuerte caída post-paso se inició un período signado por la incertidumbre en la toma de decisiones.

Esto lo podemos ver en el escaso volumen negociado, la fuerte caída de las paridades de los títulos públicos y la dolarización de las carteras de los inversionistas. Sin embargo, después de tamaña pérdida de valor y en medio de muchas incógnitas sin despejar (claramente asociadas a las próximas elecciones) aparecen algunas certezas. Los precios han caído tanto que parecen estar descontando los peores escenarios posibles.

    El escenario actual muestra días donde prevalece la oferta y otros donde para poder comprar hay que pagar precios superiores. Todo dentro de un marco reducido de negocios. Detrás de la calma aparente está la sensación de estar frente a un mercado de precios viles, pero con la enorme incertidumbre de no conocer los tiempos en que esto pueda cristalizarse en ganancias.

Lentamente el miedo parece ir quedando atrás mientras los valores empiezan a tentar a algunos inversores.

        Analicemos los principales datos financieros de la semana pasada en  el siguiente cuadro.

 

 

 

  El S&P Merval baja en la semana el 3,93% por las caídas de lunes y martes parcialmente compensadas por suba del viernes que fue el mejor día para el mercado local.

    Las mermas estuvieron más relacionadas con la caída de las brechas cambiarias, sobre todo el contado con liqui que se derrumbó más del 9%. Por esta razón cuando medimos la performance del mercado local en dólares vemos que recuperó un 6,25% en la semana. Los datos son más impactantes cuando vemos que faltando una rueda para finalizar el mes el Merval sube 17% y el dólar oficial baja 3,3%.  Pero resulta un espejismo cuando vemos la magnitud de la caída desde agosto y ni que hablar cuando comparamos los 1800 dólares que tocó nuestro índice en enero de 2018 versus los 470 puntos del viernes pasado.

     El mercado de bonos tuvo un muy buen cierre semanal con paridades mejorando fuerte el viernes producto de declaraciones de Alberto Fernández mencionando que una posible reestructuración de la deuda podría hacerse siguiendo el modelo uruguayo.

     Bajo este supuesto los precios de los bonos tienen un descuento excesivo. En forma análoga y desde el exterior algunos gestores de fondos en la semana ponían la lupa sobre el exagerado castigo que habría tenido la deuda argentina y las consiguientes oportunidades de inversión que empiezan a aparecer. No obstante, la recuperación del último día de la semana, el riesgo país finaliza con una suba mínima.

     Finalmente, los principales mercados de referencia finalizaron sin grandes cambios en la semana posterior a la baja de tasas por parte de la Reserva Federal. En particular el Dow estuvo afectado por el impeachment contra Trump que revoluciona la campaña en Estados Unidos.

 

DR. RUBEN PASQUALI 

ASESOR 

 


Compartir

Volver