Noticias y Novedades

" MIREN LO QUE HAGO NO LO QUE DIGO "

Dr. Ruben Pasquali

08/12/2019
La frase de Néstor Kirchner era una respuesta a las críticas que sufría en su presidencia por un discurso extremadamente populista. La regla de mantener a rajatabla los superávits gemelos (fiscal y comercial) podían interpretarse perfectamente como objetivo de un gobierno de otro signo político.

 


     La frase de Néstor Kirchner era una respuesta a las críticas que sufría en su presidencia por un discurso extremadamente populista. La regla de mantener a rajatabla los superávits gemelos (fiscal y comercial) podían interpretarse perfectamente como objetivo de un gobierno de otro signo político.

Alberto Fernández fue su jefe de gabinete, y si bien el contexto actual es muy diferente, aquella frase y aquellos objetivos compartidos van a ser testeados en los próximos días.

Termina el tiempo de las palabras y las especulaciones. Los mercados van a estar muy pendientes de las decisiones y votarán en consecuencia. Se parte de niveles muy deprimidos producto de bajas o nulas expectativas de recuperación. Por esta razón la principal característica del mercado local es la clara desinversión que presenta, la cual es delatada por el bajísimo volumen de operaciones.

Bajas expectativas sumadas a mercado desinvertido son un cóctel negativo, que puede tornarse explosivo si la realidad no convalida esas expectativas. Por esa razón aquella frase de Néstor cobra una inusitada vigencia en este tiempo.

En la semana previa al recambio presidencial el mercado accionario extendió la mejora que viene mostrando en las últimas semanas, está vez apuntalado también por cierta recuperación del dólar en sus variantes MEP y CCL. Por esta razón la valuación del Merval en dólares (utilizamos el CCL para calcularlo) muestra una apreciación marginal. En este sentido las acciones continúan comportándose como un claro refugio de valor, mientras se esperan definiciones de política económica que impactarán de distinta forma en cada sector.

Analicemos nuestro habitual cuadro de indicadores.

 

 

 

 

La semana empezó con una mala noticia internacional. El Gobierno de EE. UU. decidió reponer aranceles a la compra de hierro, acero y aluminio de Argentina y Brasil, en un 25 % para el acero y 10 % para el aluminio. Esta decisión afecta a Empresas Argentinas como ALUAR, TERNIUM (Siderar), TENARIS y ACINDAR. En el caso de ALUAR el 40 % de las exportaciones de aluminio se envían a EE. UU.. Las exportaciones de acero y aluminio a EE. UU. representan U$S 700 millones. El perjuicio a Brasil repercute también en Argentina ya que afecta la economía de nuestro principal comprador. En el caso de Ternium las ventas afectadas son mucho más moderadas estimándose entre 2 y 2,5%

El impacto en la Bolsa no se hizo esperar, sobre todo en Aluar, aunque con el correr de las ruedas hubo recuperaciones parciales.

Con respecto a los títulos públicos y el riesgo país vemos una caída moderada en la semana (suba del riesgo) parcialmente compensada sobre el final.

El designado ministro de economía Martín Guzmán ya habría dado algunos indicios sobre lo que piensaEn una presentación reciente en Naciones Unidas habría propuesto llegar a un acuerdo con acreedores privados lo más rápido posible (antes de marzo de 2020) sobre las bases siguientes: a) la postergación por dos años del pago de intereses de la deuda soberana, y b) el estiramiento de los plazos de pago para el capital de esos compromisos. La propuesta apunta, básicamente, a que Argentina logre no tener que afrontar pagos de deuda de ningún tipo (capital o intereses) en el 2020, 2021, y posiblemente en el 2022 para poder así volver a crecer.

Pero la clave sin duda pasará por la creación de un plan que de sustentabilidad a toda la propuesta. Todos los ojos de los analistas estarán en ese plan. La propuesta más probable tendrá entonces las siguientes características: 1) Quita evitable o más bien de pequeña proporción, b) Cupones de bonos nuevos deberían bajar por lo menos a la mitad de las tasas pagadas en la actualidad, c) Definitivamente los bonos nuevos serán más largos que los presentes (se especula 5 años) y d) Período de gracia entre 18 y 24 meses.

Finalmente, en el ámbito internacional tuvimos una semana de menos a más. En el comienzo pesó más el “eterno” conflicto entre Estados Unidos y China en forma negativa. Pero sobre el cierre de semana los buenos datos aportados por el mercado laboral americano apuntalaron a las acciones logrando un cierre semanal neutral.

Dr. Ruben  Pasquali
Mesa Fernández Laya SA

Saludos Cordiales

 

 

 


Compartir

Volver